Mi solución al “es muy caro”