Muchas gracias por tu compra

Muchas gracias por tu compra

Siempre digo que la experiencia de cliente es cuestión de detalles.

Está bien que tengas grandes dosis de presupuesto siempre y cuando sepas como invertirlos correctamente.

También es cierto que, de nada servirá ese presupuesto si no lo acompañas de tu actitud para con el cliente.

Y más cierto es aún que hay pequeños detalles que superan con creces cualquier tipo de macro inversión.

Hoy comparto contigo un caso mío como cliente y donde, con un simple email, me han arrancado una sonrisa … y estoy seguro de que no soy el único con quien lo han logrado.

La pena es que, precisamente en este caso, el servicio de soporte es pésimo (ya te lo comentaré en otro post) pero creo que te puede servir como inspiración para tus propios clientes.

¿Qué puedes hacer hoy mismo para ponerle una sonrisa en la cara a tu cliente?.

Un gran abrazo,

Felipe

Deja una respuesta